En el mes de la concientización del acoso escolar compartimos algunas reflexiones de la docente de la diplomatura en Análisis y Prevención del Bullying y Ciberbulllying María Zysman, y recursos gráficos creados por el equipo de diagnóstico, prevención e intervención libresdebullying, con el objetivo de ayudar a reflexionar en la familia, colgarlo en el aula y trabajarlo entre estudiantes, y por que no también revisar nuestra propia manera de utilizar las redes.

Informarse y hablar al respecto es un paso necesario para prevenir y abordar el bullying y ciberbullying a tiempo.

María Zysman, los si y los no del Bullying. 

Hablar de bullying hoy supone revisar nuestras propias posiciones y miradas acerca de los niños, adolescentes, escuelas y familias. En los últimos tiempos, el término ha sido utilizado en exceso, con la consecuente generación de dudas, confusiones, alarmas, ataques y defensas de todos los actores de la comunidad educativa. Debemos enfatizar entonces que no toda burla es bullying, como tampoco lo es pelearse ocasionalmente con un compañero. Todos tenemos derecho a elegir y elegirnos, a invitar y ser invitados, a equivocarnos y pedir disculpas, a preferir ciertos compañeros a otros; tenemos que aprender a tolerar muchas veces la frustración de no “tener lugar” en ciertos momentos de la vida de nuestros compañeros, acostumbrarnos a compartir nuestros afectos, a caernos y levantarnos (a veces con las rodillas raspadas o algún moretón…) y eso no es bullying.

Hablamos de bullying cuando la intención de quien agrede es humillar, avergonzar, exponer, aislar, excluir, asustar, hacerle creer al otro que no vale.

Libres de Bullying: Recursos para la prevención.

 

 

REGLAS PARA PASARLA BIEN EN INTERNET

“AULA LIBRE DE BULLYING”: AFICHE PARA DESCARGAR 

En tantos años de trabajo en la prevención y abordaje del bullying, nos hemos encontrado con distintas miradas, teorías y programas de atención. Todas coinciden en la necesidad de realizar un trabajo integral, que pueda escuchar a todos los participantes de la comunidad educativa. Los chicos, cuando están creciendo, prueban y ensayan roles; imitan, se entusiasman, se retraen, se pelean. Buscan su lugar y buscan sentirse parte. Conviviendo, se miden y son medidos por otros. Se acercan y sienten afinidades; se rechazan o se atraen. A veces, en estos encuentros o desencuentros, vínculos que deberían ser equilibrados se constituyen desde la desigualdad y el desequilibrio de poder. Quien es agredido, quien agrede y el grupo de espectadores, necesitan atención. No queremos que la dinámica del bullying sólo cambie de protagonistas, sino que no se estructure. Que los chicos se sientan cuidados, depende de nosotros.     El afiche “Aula Libre de Bullying” es un recurso para reflexionar en la escuela y presentar a los chicos algunas pistas para enfrentar esta dinámica de manera constructiva.  Fuente: Libres de Bullying.