Herramientas para la educación a distancia

En el marco de las acciones de prevención ante el Covid-19 (Coronavirus) el pasado viernes nos encontramos más de 800 personas de distintos países, en una nueva clase abierta para conversar sobre los desafíos y oportunidades de la educación a distancia, y compartir distintas herramientas para la planificación y la comunicación, así como recursos pedagógicos y metodologías para la comunidad educativa.

 

¿Qué es la educación a distancia?

La necesidad actual de llevar adelante experiencias de enseñanza y aprendizaje de manera remota puso en el centro de la escena esta modalidad de educación, que encuentra sus antecedentes en los cursos por correspondencia y radio. Las primeras experiencias por correo postal o radio, tenían el impedimento de no poder establecer un diálogo entre el docente y el alumno y también era muy difícil hacer un seguimiento de los aprendizajes. 

La revolución de las TIC permitió otro tipo de acercamientos. En principio, desarrollos como la videoconferencia, el chat, el correo electrónico, posibilitaron la interacción, el “cara a cara” entre el docente y estudiantes. Luego, las plataformas diseñadas específicamente para la modalidad, habilitaron herramientas y funcionalidades, generando entornos de aprendizaje accesibles desde la virtualidad. 

Una de las características principales de la educación virtual, es que prescinde de la copresencia del estudiante y el docente con la posibilidad de la asincronicidad. 

Las TIC permiten llevar adelante un proceso de enseñanza y aprendizaje de manera conectada, remota, personalizada, colectiva, autónoma e interactiva. 

 

Estas formas de enseñanza y aprendizaje: 

  • Consideran distintos tiempos de aprendizaje. 
  • Ponen en el centro del proceso al estudiante, sus trayectorias e intereses. 
  • Permiten aprender desde distintas ubicaciones y dispositivos.  
  • Posibilitan un uso creativo y participativo de las TIC.  
  • Acercan metodologías ágiles y colaborativas.
  • Contribuyen a la alfabetización digital y a la ciudadanía digital. 
  • Son una herramienta poderosa para fomentar la convivencia digital, prevenir y concientizar sobre distintas formas de violencia en línea.   

También es impotante priorizar una comunicación clara y asertiva. Teniendo en claro a qué ideas, procesos y conceptos hacemos referencia cuando nombramos un término, ya que al no estar presente el profesor para “aclarar” conceptos, el texto necesita ser comprensible por sí mismo.  Por otro lado, la dinámica de clases a distancia, implica una mediación pedagógica, es decir se pone énfasis en la metodología de aprendizaje, en los contenidos y en su correcta adaptación al entorno virtual. 

 

Procesar adecuadamente la información que dará origen a los materiales implica:

  • Formular con claridad los objetivos pedagógicos de aprendizaje;
  • Lograr claridad y consistencia en el desarrollo del contenido;
  • En lo posible, enriquecer los materiales de estudio con recursos multimedia;
  • Establecer canales y pautas de comunicación; 
  • Planificar estrategias de evaluación.

Clases en vivo, una forma de interactuar y despejar interrogantes.

La clase abierta comenzó con una actividad participativa para describir en una palabra lo que representa la educación a distancia para los/las participantes. El resultado fue el siguiente:

Nube de palabras: ¿Qué es para vos la educación a distancia?

Para participar, sólo debes ingresar a www.menti.com, incorporar el código: 66 13 63 y añadir en una palabra, que es para vos, la Educación a distancia.

Asimismo, los/as participantes levantaron la mano para indicar quienes tenían algun acercamiento y se encontraban trabajando en plataformas, y quienes no conocían sobre educación a distancia, siendo el 50% en cada caso.

Algo fundamental del encuentro, es que sirvió para poner en común algunas de las reflexiones y necesidades que surgieron a partir de la experiencia de la primer semana de cuarentena, y pensar a partir de estos diagnósticos soluciones posibles y mejoras metodológicas en el aprendizaje a distancia, algunas de ellas fueron:

  • La dificultad que presentan las brechas de acceso a la conectividad y uso. Pensar cómo organizar las actividades de manera remota para esas realidades, así como estrategias específicas para la educación rural y quienes no tengan acceso a las tecnologías o conocimiento sobre su uso.
  • Evitar trasladar la lógica presencial tradicional a las aulas virtuales, es necesario diseñar entornos y metodologías específicas de los tiempos y metodologías de la modalidad a distancia.
  • Fomentar la autonomía creciente en los/as estudiantes.
  • Pensar ¿cómo despertar la chispa de la atención? (recordemos que la atención es un recurso limitado y no se presta sino que se despierta)
  • La importancia de la planificación institucional, por ejemplo: marcar una agenda previa, acordada y compartida.
  • La posibilidad de trabajar de manera colaborativa entre asignatiras, con pautas transversales.
  • Regular y comunicar la franja horaria disponible de conectividad de los/as docentes. Considerar sus tiempos de planificación, investigación y capacitación de estas herramientas novedosas.
  • ¿Qué requerimientos específicas tienen la educación especial y los/as acompañantes terapéuticos?
  • ¿Cuáles son los desafíos de cada nivel educativo y materias? Por ejemplo: las matemáticas e idiomas.
  • Lo fundamental de comunicar la introducción, el contexto y los objetivos de las consignas.
  • Aprovechar el factor sorpresa y novedad, en relación a la atención y participación.
  • Pensar en las metodologías de evaluación (como las devoluciones, evaluaciones online y cuestionarios) y sobre todo el seguimiento pedagógico.
  • Priorizar el aula como una guía y no como un espacio desarticulado de carga de documentos y trabajos prácticos.
  • No caer en el exceso de actividades, por no considerar los tiempos que requiere la modalidad virtual y cada consignas en especial.
  • No se trata de dar tareas sino de diseñar procesos de aprendizaje, con tiempos adecuados y recursos posibles.
  • ¡El factor educativo más importante es el educador! los recursos virtuales permiten acercar la estrategia pedagógica diseñada previante, no necesita ser compleja sino pertinente y adecuada a los conocimientos de cada docente.
  • La posibilidad de utilizar las redes sociales con fines educativos.

 

Finalmente, entre todos/as comenzamos a construir un MURO COLABORATIVO con metodologías y recursos para todos los niveles educativos.

Para dar respuesta a algunas de las necesidades planteadas, desde Aula Abierta elaboramos una GUÍA para la educación a distancia. Para descargarla haz click en la siguiente imágen.