12 Acciones para promover la equidad de género

Grandes avances sucedieron en el reconocimiento de derechos civiles y políticos que proclaman por la igualdad de género, desde aquel 8 de marzo de 1875 en que 120 mujeres fueron asesinadas en un incendio en la fábrica textil Cotton en Chicago, cuando solicitaban reducir la jornada laboral a 10 horas, percibir un salario igual al de los hombres por las mismas actividades, y ante las malas condiciones de trabajo que padecían.

Por ejemplo, en Argentina se sancionaron la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Ley 26.485/09), la ley de Matrimonio igualitario (Ley 26.618/10), la Ley de Identidad de genero (Ley26.743/12) que avanzan en distintos programas y acciones de Estado que buscan incluir a una gran parte de la sociedad históricamente discriminada.

Pero la necesidad de garantizar derechos en materia de género continúa en el presente para abordar problemáticas urgentes:

Ante este escenario, los 8 de Marzo se resignifican como día de lucha. Las violencias por razones de género han teñido de violeta y puños altos esta fecha, para mostrar cómo distintos derechos y libertades aún no están alcanzados en términos de equidad de género.

En ese sentido es que reiteramos que no se trata de un día para celebrar, sino para continuar trabajando porque la igualdad, el respeto y el compromiso deben ser un lema de lo cotidiano.

A continuación, queremos invitar a conmemorar, reflexionar y poner en practica 12 pequeñas acciones que generan grandes impactos desde lo individual hacia lo colectivo para contribuir a una sociedad más justa, equitativa y participativa.

 

Pequeñas acciones que generan grandes cambios. 

1- Comparte el cuidado

Las mujeres asumen tres veces más trabajo doméstico y de cuidados no remunerado que los hombres.

Comparte equitativamente las tareas del hogar, las responsabilidades como padres y otros trabajos no remunerados.

2- Denuncia el sexismo y el acoso

Las mujeres, identidades no binarias, trans, travestis y disidencias, se enfrentan a todo tipo de comportamientos sexistas e irrespetuosos en lugares públicos y privados a diario. 

Señala siempre estos comportamientos y desafía cualquier noción estereotipada de género a través del diálogo. Contiene, habla, busca ayuda.

3- Diversifica el lenguaje 

El lenguaje cotidiano juega un papel muy importante en la ruptura de los estereotipos de género.

Presta atención al utilizar palabras que excluyan a las personas que no entran en las categorías “hombre-mujer”. Garantizar los derechos de las personas transgénero y no binarias es fundamental en la lucha por la igualdad de género.

4- Exige una cultura laboral igualitaria  (aqui hay un salto de numeros)

Las mujeres, identidades no binarias, trans, travestis y disidencias, enfrentan a diario prácticas discriminatorias en sus lugares de trabajo.

Exige el liderazgo equitativo, igual paga por mismo trabajo, capacitaciones sobre igualdad de género, y políticas de licencia igualitarias.

5- Ejerce tus derechos políticos

Las mujeres siguen estando insuficientemente representadas en los cargos políticos más altos. Hasta 2020, las mujeres sólo ocupan el 25 % de los escaños en los parlamentos nacionales y representan menos del 7 % de la dirigencia mundial.
Lee y participa de la vida política de tu país , investiga  sobre las próximas elecciones y difunde cuáles son las candidatas fuertes y asiste a las elecciones.

6-Comprar con responsabilidad

Los desastres humanitarios provocados por el clima a menudo exacerban las desigualdades de género existentes y, como consecuencia, las mujeres y las niñas quedan expuestas a mayores índices de violencia, malnutrición y otros riesgos.


Tienes el poder de mitigar estos impactos eligiendo  productos ecológicos , evitando el consumo de plásticos desechables, recurriendo al reciclaje y si ya lo haces animando  a otras personas a seguir tu ejemplo: hazle saber a tus amistades por qué tu nuevo producto sustentable es superior al de un minorista de moda rápida o una gran marca. 

7.-Revisa los consumos culturales

Las industrias cinematográfica y editorial siguen estando fuertemente dominadas por los hombres, y las narrativas retratan a las mujeres e identidades trans como personajes unidimensionales, objetos sexuales o de manera estereotipada.

Considera contenidos escritos o dirigidos por mujeres y diversidades. Consumir y amplificar este tipo de contenidos tiene grandes efectos en las percepciones culturales de género.  

8- Enséñales a las niñas su valor.

Desde muy chicas, las niñas ya tienen creencias internalizadas sobre su lugar, valor y papel en la sociedad como dependientes, vulnerables o incapaces.

Muéstrales a las niñas que lo que tengan para decir siempre importa. Invierte en juguetes, libros y películas que sean neutrales al género. No existe una manera correcta o incorrecta de ser una niña.

9- Cuestiona lo que significa “ser un hombre”

Las nociones tradicionales de masculinidad desalientan a los niños y hombres con respecto a expresar sus sentimientos.

Apoya las expresiones de masculinidad que involucren vulnerabilidad, sensibilidad y cuidado. No te burles de ellos ni incentives a otros a hacerlo.

10- Comprométete con una causa

La acción colectiva puede operar en todas las escalas. ¡Nada es demasiado pequeño! El primer paso es aparecer. 

Puedes asistir a una reunión o una protesta sobre un problema de la comunidad, o compartir un artículo o una noticia. Crea un grupo que trabaje la temática que quieres apoyar.

11-Desafía los estereotipos de belleza

Los estándares de belleza casi siempre promueven una visión estrecha y poco realista de los cuerpos y apariencia de las mujeres. Los ideales físicos pueden causar graves daños físicos y psicológicos.

Observa la forma en que piensas y hablas sobre tu propia apariencia. Trata a todos los cuerpos por igual sin importar cómo sean.

12-Respeta las decisiones de los demás.

Toda persona tiene derecho a tomar decisiones sobre su cuerpo, bienestar, familia y futuro.

Cuando las elecciones de alguien te hagan sentir incómodo, pregúntate por qué. Examina los prejuicios que pueden estar impulsando tu reacción. Piensa críticamente.

Necesitamos un futuro igualitario sin sexismo, estereotipos ni violencia; un futuro que sea sostenible, pacífico, con igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas. 

A través de estas acciones, reforzamos los compromisos con la equidad de género y animamos a seguir trabajando para alcanzarla.

Fuente: ONU MUJERES