Día Internacional de la Alfabetización

Enseñanza y aprendizaje de la alfabetización durante y después de la COVID-19

Fuente: Naciones Unidas 

El Día Internacional de la Alfabetización 2020 hace hincapié en la “Enseñanza de la alfabetización y el aprendizaje durante y después de la crisis de la COVID-19 “, y especialmente en el papel de los docentes y la evolución de las pedagogías en la lectoescritura dirigidas tanto a los/as jóvenes como adultos/as. 

La crisis reciente del COVID-19 puso en evidencia la gran brecha existente, con la consecuente repercusión en la vida diaria y el aprendizaje de los jóvenes y adultos que no carecen o disponen de pocas competencias en lectoescritura.

Las brechas digitales en el foco del debate

Para reflexionar sobre las brechas digitales es importante comenzar por diferenciar sus distintas dimensiones. En ese sentido, comenzamos por mencionar la brecha generacional, la cual se refiere a la brecha de conocimiento que existe entre jóvenes y adultos/as, que se evidenció en los últimos meses de pandemia ante la necesidad de seguir educando mediante el uso de los nuevos medios digitales. Reducir esta brecha entre generaciones, requiere una reconfiguración de las estrategias de acceso y acompañamiento así como redefinir algunos roles en relaciones más descentralizadas y horizontales en la educación. También implica resignificar el rol adulto en el acompañamiento con las TICs en las infancias y adolescencias. 

Por otro lado, es sabido que en el mundo, más hombres que mujeres se conectan a Internet, que existen estereotipos fuertemente arraigados en la cultura sobre los roles de género y una fuerte desigualdad en la participación de mujeres y disidencias en las carreras relacionadas a las ciencias duras y la tecnología, entre otros factores de desigualdad. Por ello, se vuelve urgente acortar esta brecha de género para contribuir a la equidad y a la igualdad de oportunidades.   

En tercer lugar, es importante considerar -y saber diferenciar- la brecha de acceso y la de uso. La pandemia evidenció fuertemente las necesidades de conectividad para el pleno derecho a la educación y a la información. Si bien son cada vez más las posibilidades de acceso a Internet gracias al avance de la tecnología, existen aún zonas desfavorecidas por la falta de recursos económicos y una menor cobertura de servicios. Este factor se refiere a la brecha digital en relación al acceso.

Pero tener acceso a las tecnologías no garantiza un uso significativo. El consenso radica en que la escuela y las instituciones educativas y culturales del Estado tienen un rol clave en la promoción de Políticas para la Alfabetización Digital, ya que la brecha en el desarrollo de competencias digitales está profundamente relacionada con desigualdades estructurales.

Alfabetizar digitalmente, implica también conocer los nuevos medios digitales para desarrollar una mirada crítica de la información y del uso de datos personales en las redes sociales entre otros factores, lo que se conoce como alfabetizmo digital crítico.  

Para abordar estas últimas brechas en el corto plazo y junto a la implementación de políticas públicas, se pueden diseñar programas y propuestas sostenibles en el uso de datos, estimular el pensamiento computacional con ejercicios fuera de línea y sobre todo educar en la Cultura Digital, que nos permite conocer y accionar ante la desigualdad en el acceso para que las personas puedan ser ciudadanos/as digitales plenos/as, puedan apropiarse y hacer uso de la tecnología de una forma responsable, crítica y creativa.  

 

Nuevos paradigmas 

 ¿Qué repercusión tiene la crisis del COVID-19 en los docentes de alfabetización y en los adultos, así como en la enseñanza y el aprendizaje? ¿Qué enseñanzas ha aportado esta crisis? ¿Cómo podemos colocar eficazmente el aprendizaje de la lectoescritura de jóvenes y adultos en las respuestas mundiales y nacionales y en las estrategias de reanudación y de reforzamiento de la resiliencia?

El Día Internacional de la Alfabetización 2020 es una oportunidad para reflexionar y debatir sobre estas preguntas y la posibilidad de analizar el papel de los/as docentes, así como las políticas, los sistemas, la gobernanza y las medidas eficaces capaces de apoyar a los educadores y el aprendizaje. 

Nos sumamos al debate colectivo con miras a reformular la enseñanza y el aprendizaje de la alfabetización para los jóvenes y adultos después de la COVID-19.

 

¿Qué aportarías desde tu experiencia? 

COMPLETAR  

 

Foto de portada Shahadat Rahman on Unsplash