Sergio Balardini: la escuela “entre” pantallas

En Aula abierta, conversamos junto a Sergio Balardini, Licenciado en Psicología y especialista en Adolescencia y Juventud, y Políticas Públicas de Juventud; Andrea Urbas, Licenciada en Psicología, directora de @chicos_net; y Eleonora Fernández, docente de la Diplomatura Educar en la Cultura Digital. 

Burbujas que se activan y se inactivan, necesidad de estrategias “híbridas”, nuevas plataformas de aprendizaje que se combinan: La nueva realidad que habitamos afecta a las instituciones, y el impacto de la pandemia es desigual según las condiciones que pueden asumir las escuelas, las familias y los alumnos.

La pregunta por el cómo estamos y cómo seguimos se vuelve constante para saber cómo acompañar de la mejor manera el trayecto educativo en tiempos donde el presente es incertidumbre.

 

El confinamiento género la aceleración del mundo que ya venía operando con sus lógicas de ciencia y tecnología, en una mayor virtualización. En el panorama educativo produjo múltiples resultados: no solo la utilización de tecnologías en el aula, la educación a distancia, la búsqueda y el aprovechamiento de las redes sociales por parte de los chicos; también evidenció la amplificación de las desigualdades sociales a nivel local y en el mundo.

Esto se puso de manifiesto ante la información de que algunos países compraron vacunas para aplicarla hasta cinco veces a su población y países que no cuentan con esas posibilidades, como también la falta de conectividad para algunos chicos que no pudieron continuar con la escuela el año anterior.

“No solo los adultos vemos ese mundo desigual con todas sus manifestaciones de pobreza situaciones de todo orden, también ven este mundo todos los niños. Hay una visibilización que se hace muy presente donde disponemos de una experiencia (por que transcurrió un año) y algunas cosas aprendimos; ahora también hay que decir que -habiendo pasado un año- estamos atravesados por cierto cansancio mientras hacemos nuestras tareas de presente y con una creciente preocupación”

Vivimos en varios lugares al mismo tiempo, por un lado está la necesidad de volver al encuentro físico; es cierto y es deseable para niños y adolescentes donde el cuerpo y la presencia son claves, por eso el respeto por los protocolos debe ser óptimo; pero también lo es el cuidado y la protección de los docentes, no docentes y sus familias.

“Es una situación compleja, nadie debería pensar que es sencillo y pensar que las respuestas están al alcance de la mano, necesitamos una cantidad de recursos, dispositivos, logísticas y cuidados de los que no siempre disponemos”

Por ello Balardini invita a preguntarnos: Con lo que disponemos en cada contexto particular ¿cuál es la mayor capacidad de producir encuentro físico en este modo de vivir esta experiencia que denominamos “hibridez”? y ¿cómo hacemos para que eso tenga continuidad?

Un ecosistema híbrido es un entramado que permite combinar lo virtual con lo analógico; es decir por momentos estar en forma presencial y por otros momentos estar de modo virtual y a su vez depende de las condiciones individuales, sociales y culturales en donde no existe una respuesta unívoca sobre los modos de realizarse y por ello es valioso recoger experiencias de cada uno.

Durante el año pasado las escuelas buscaron sostener la continuidad pedagógica y el vínculo entre Instituciones educativas y alumnos, luego de un año -aunque haya un regreso a la presencialidad física- no es posible hablar de la normalidad anterior. “Hay que considerar que todos tenemos un año de una mochila enorme emocionalmente y por otro en lo que hace a la formación y los aprendizajes por eso no hay que pretender que eso se va a recuperar” argumenta Balardini.

“Hay que hacer el duelo de lo que se perdió y buscar reparaciones y compensaciones posibles sabiendo que van a llevar tiempo”

La propuesta del conversatorio es generar dispositivos cuidados que permitan conversar, hablar con los chicos sobre la realidad de la pandemia, sobre sus experiencias, lo peor que podemos hacer es negarlo como si no tuviera impacto en sus emociones y en su psiquismo.

Educar en la incertidumbre debe ser un ejercicio que retome lo aprendido y reconozca todo lo que podemos aportar desde nuestros saberes como docentes; en los niños pequeños es a través del juego, en los más grandes puede ser a través de la palabra. Generar espacios de diálogo puede ser un aporte para la reflexión: El diccionario de la pandemia, la creación de perfiles de instagram, formación de Wikis servirían como trampolines para surfear juntos esta Ola en una conversación intergeneracional que tenga riqueza.

En términos de lo que hace a las tecnologías digitales es importante que desde los espacios educativos se comuniquen a las familias y estudiantes que aquello que están haciendo en la virtualidad no es un reflejo de lo que sucede en la presencialidad. La pandemia empujó a usar estos canales de comunicación y las empresas generaron sus estrategias comerciales: docentes y familias se incorporaron a una carrera para estar aún más cerca de esos cambios, para acompañar y ayudar a los chicos a tener una mirada crítica sobre todo lo que se les va presentando en las pantallas.

La iniciativa de Balardini, Fernandez y Urbas es entonces hacer un ejercicio crítico de esto y pensar cual es la mejor posibilidad de estas tecnologías y que nuevos equilibrios queremos conseguir con ellas.

“Para que no se convierta en una resolución pragmática de las cosas, para saber que efectos produce en la plasticidad cerebral de niños que a muy temprana edad consumen estas pantallas y que diferencia se produce con juguetes tradicionales; con eso quiero decir que requiere una reflexión integrarlas bien y eso necesita de un ejercicio intelectual”

Frente a la desesperanza que provocó la pérdida de los lazos físicos y la incomodidad que nos habita la incertidumbre actual, los aportes con respecto a la dimensión emocional que poco o nada se trata en las escuelas donde las “mochilas” que cargan alumnos, docentes, personal, son a veces muy pesadas recuperar el diálogo en los ecosistemas híbridos se vuelve esencial.

Para ver la Clase completa ingresá al siguiente video

Para saber más acerca de la Diplomatura Educar en Cultura Digital ingresa AQUÍ